Consejos para la impermeabilización de cubiertas

Consejos para la impermeabilización de cubiertas

Los tejados de madera siguen siendo muy comunes en muchas de las edificaciones existentes a nuestro país, aunque ya no se suelen utilizar a los hogares, salvo excepciones en algunas casas y chalés. Aún así, están más tendidos en otra clase de construcciones como cabañas para guardar herramientas, cuadros, graneros, etc.

No obstante, la cura de estas cubiertas tiene que ser la misma que para una casa normal, y por eso requieren una buena impermeabilización para poder evitar filtraciones de agua y que el gra para los animales pueda mojarse, o incluso pueda llegar a generar humedad en el interior y favorecer la aparición de moho y diferentes problemas generados por una mala impermeabilización.

Para impermeabilizar las cubiertas de madera hay que utilizar productos que tengan como base agua y aceite, ideales para la protección contra el agua y también porque son muy resistentes al moho que suele aparecer con la humedad. Al mismo tiempo, este tipo de productos son completamente respetuosos con el color de la madera.

El paso antes de proceder a la impermeabilización es asegurarse que toda la superficie que hay que cubrir esté totalmente limpia y lisa; en caso de que haya alguna rugositat muy notable hay que emplear vidrio, y si se detecta algún desperfecto hay que arreglarlo antes de impermeabilizar, dado que puede ser foco de futuros problemas.

Un golpe se haya llevado a cabo el proceso de impermeabilización es necesario realizar periódicamente revisiones de mantenimiento para saber en todo momento el estado del tejado, controlando siempre si aparecen grietas o cualquier otra clase de problema que pueda poner en peligro el trabajo realizado. Si no queremos arriesgarnos y apostamos para conseguir un trabajo de calidad y con todas las garantías, siempre habrá profesionales que se puedan encargar.