Cómo eliminar musgo y líquenes de los tejados de madera

Cómo eliminar musgo y líquenes de los tejados de madera

Aunque hay ocasiones en las que los líquenes y musgos pueden quedar bien en los tejados de madera, éstos pueden tornarse de color negro, afeando mucho el bonito aspecto que suelen tener esta clase de tejados. Los musgos y líquenes, como no tienen raíces, pueden vivir en prácticamente cualquier sitio;  de hecho, todos los tejados del mundo los tienen en cierta proporción. Aunque no dañan el material de la cubierta, con el tiempo pueden hacer que ésta sea poco estética y ante esta situación mucha gente prefiere quitarlos, pero… ¿cómo?

Métodos para eliminar el liquen de las estructuras de madera

El primer paso de este proceso es inspeccionar las tejas, prestando especial atención a la zona norte del tejado y también a la zona que suele tener más sombra durante el día. Hay que limpiar la zona manualmente, eliminando ramas, hojas y cualquier clase de desecho, limpiando bien la zona con una manguera a presión si se tiene, pero siempre buscando la máxima seguridad posible. Si no se cuenta con los equipos de seguridad necesarios, lo mejor es dejárselo a una empresa de mantenimiento de tejados.

Si se tiene todo el equipo necesario, se puede mezclar una taza de lejía oxigenada en polvo con una taza de jabón para la vajilla en un cubo de agua y con un cepillo se frotará concienzudamente el tejado hasta la eliminación de cualquier resto que pudiese quedar, aunque también se pueden usar líquidos especiales para tal fin, si bien son más costosos

Asimismo, podemos echar vinagre en las zonas en las que se encuentran las manchas de los líquenes; si somos generosos, acabaremos con ellos y solo habrá que eliminarlos con agua jabonosa y un cepillo. Cuando todo esté limpio y seco se puede aplicar aceite especial para preservar las tejas y la madera y así evitar la formación de nuevos hongos y líquenes.