Blog

A menudo sucede que el tejado de una casa o un edificio pasa mucho tiempo sin recibir la atención necesaria. Lo idóneo es realizar revisiones periódicas (los especialistas aseguran que al menos una vez al año), para asegurarse de que no se han producido daños y, en caso de que estos existan, poder repararlos antes de que su gravedad aumente y su solución sea más complicada.

Estas comprobaciones son más necesarias en caso de que el tejado haya sufrido inclemencias climáticas (tormentas, fuertes vientos, caída de granizo o nieve, etc.). Pero no hacen falta estas condiciones para que el techo se deteriore: solo la acción de la humedad o la rama de un árbol demasiado cercana pueden ser causa de pequeños perjuicios que, con el tiempo, resulten problemáticos.

Riesgos de la falta de mantenimiento del tejado

Los principales riesgos de la falta de mantenimiento de los tejados son dos: por un lado, la rotura y eventual caída de una teja y, por el otro, la formación de grietas.

Si una teja se despega y queda suelta, la gravedad y el viento podrían hacer que caiga, con el natural riesgo de que lastime a alguien o rompa algo que esté debajo. Para saber si hay alguna teja suelta, puede bastar con una revisión visual: por lo general, las que no están fijadas al techo aparecen rotas, desplazadas o torcidas. Para una mayor seguridad, se aconseja examinar el tejado con detenimiento para comprobar que no hay piezas sueltas

 

El segundo problema, la formación de grietas, está relacionado con el primero, puesto que si una teja se rompe, se desplaza o se cae, el hueco que deja dará lugar a una grieta. Sin embargo, no hace falta que ocurra eso con una teja para que se forme una grieta: esta puede deberse solo a la acción de hongos o a una mala impermeabilización.

Las grietas provocan filtraciones, humedades y goteras en el interior de la vivienda. En caso de que se detecten grietas, se debe proceder a sellarlas con un mortero aislante y luego asegurar el techo con algún material impermeabilizante. Un método recomendado es el de instalar bandas de cinc a lo largo de las junturas del tejado. Estas tiras crean una capa de óxido de cinc, que resulta inofensivo para las tejas e impide el crecimiento de hongos y otros agentes nocivos.

Tanto la formación de grietas como la rotura o desplazamiento de grietas pueden deberse a la acción de tormentas, pero también a la simple erosión causada por el clima durante un tiempo prolongado. Y existen otros factores: un techo que no recibe mucho sol (porque está bajo la sombra de un árbol o porque está orientado hacia el norte) será más propenso a la acción de hongos, algas y bacterias que uno que recibe la luz del sol de forma más directa. Es decir, hay muchos elementos que afectan el estado del tejado. Por eso lo aconsejable, en cualquier caso, es revisarlo a conciencia para actuar a tiempo ante cualquier inconveniente.

 

Consejos para el mantenimiento del tejado

A continuación se enumeran algunos consejos que se deben tener en cuenta para proteger los tejados.

  • Revisar al menos una vez al año el estado del tejado. De ser posible, se debe observar, además, el revestimiento inferior del tejado, para comprobar que no ha sido dañado por la humedad. Lo idóneo es que un experto en mantenimiento de techos también efectúe una revisión, aunque con una frecuencia menor: cada cinco años.
  • Procurar que no haya ramas de árboles cerca del techo. Si las hay, cortarlas para evitar que rocen o cuelguen sobre él. Si se tiene una chimenea, se debe tener especial cuidado de que no queden ramas por encima o demasiado cerca, para garantizar una buena ventilación y reducir el riesgo de posibles incendios.
  • Examinar, además de las tejas, el estado de las junturas en el techo, tanto entre las propias tejas como en los bordes y, si los hay en la chimenea, conductos de ventilación, la buhardilla, claraboyas y tragaluces.
  • Limpiar las tejas y las junturas no solo de suciedad, sino también de nidos de pájaros, arañas, insectos y hongos. Lo mismo para las antenas de televisión, veletas y cualquier otro objeto instalado en el techo.
  • Quitar todas las hojas caídas de los árboles que se acumulen en los canalones de desagüe, sobre todo en otoño y principios del invierno. En estas épocas, tales hojas pueden bloquear los conductos y generar que el agua se estacione allí, convirtiéndose en un foco de insectos, bacterias y otros agentes que puedan actuar de forma negativa sobre el techo y también sobre las paredes de la casa (además de los riesgos que entrañan para la salud).

Aunque hay ocasiones en las que los líquenes y musgos pueden quedar bien en los tejados de madera, éstos pueden tornarse de color negro, afeando mucho el bonito aspecto que suelen tener esta clase de tejados. Los musgos y líquenes, como no tienen raíces, pueden vivir en prácticamente cualquier sitio;  de hecho, todos los tejados del mundo los tienen en cierta proporción. Aunque no dañan el material de la cubierta, con el tiempo pueden hacer que ésta sea poco estética y ante esta situación mucha gente prefiere quitarlos, pero… ¿cómo?

Métodos para eliminar el liquen de las estructuras de madera

(más…)

Los tejados de madera siguen siendo muy comunes en muchas de las edificaciones existentes a nuestro país, aunque ya no se suelen utilizar a los hogares, salvo excepciones en algunas casas y chalés. Aún así, están más tendidos en otra clase de construcciones como cabañas para guardar herramientas, cuadros, graneros, etc.

No obstante, la cura de estas cubiertas tiene que ser la misma que para una casa normal, y por eso requieren una buena impermeabilización para poder evitar filtraciones de agua y que el gra para los animales pueda mojarse, o incluso pueda llegar a generar humedad en el interior y favorecer la aparición de moho y diferentes problemas generados por una mala impermeabilización.

Para impermeabilizar las cubiertas de madera hay que utilizar productos que tengan como base agua y aceite, ideales para la protección contra el agua y también porque son muy resistentes al moho que suele aparecer con la humedad. Al mismo tiempo, este tipo de productos son completamente respetuosos con el color de la madera.

El paso antes de proceder a la impermeabilización es asegurarse que toda la superficie que hay que cubrir esté totalmente limpia y lisa; en caso de que haya alguna rugositat muy notable hay que emplear vidrio, y si se detecta algún desperfecto hay que arreglarlo antes de impermeabilizar, dado que puede ser foco de futuros problemas.

Un golpe se haya llevado a cabo el proceso de impermeabilización es necesario realizar periódicamente revisiones de mantenimiento para saber en todo momento el estado del tejado, controlando siempre si aparecen grietas o cualquier otra clase de problema que pueda poner en peligro el trabajo realizado. Si no queremos arriesgarnos y apostamos para conseguir un trabajo de calidad y con todas las garantías, siempre habrá profesionales que se puedan encargar.

El trabajo vertical es el conjunto de actividades que se realizan con cables, cuerdas, así como otros accesorios y dispositivos profesionales, que facilitan el trabajo de un operario suspendido en altura con el objetivo de realizar determinadas tareas sobre los edificios.

Es fundamental recurrir a un equipo experimentado de especialistas cualificados. Así, realizarán con total seguridad cualquier servicio en este campo, ya que son expertos en las técnicas correspondientes.

Por otra parte, el trabajo vertical es una consistente y dinámica alternativa al caro y lento proceso del andamiaje tradicional.

Servicios principales del trabajo vertical

Reparación de goteras

Como parte indispensable del mantenimiento de un edificio, las goteras son tratadas mediante impermeabilizaciones para proteger las cubiertas, lo que garantiza su durabilidad.

Protección de fachadas

Igualmente, las fachadas son elementos estructurales esenciales que necesitan atención específica, mediante prevención y reparación de humedades o fisuras que resulten inaccesibles.

También, puede ser necesaria la realización de soldaduras y oxicortes, al igual que operaciones de enfoscados y revocos.

Patios interiores

Los patios interiores son de difícil acceso, por lo que el trabajo vertical resulta fundamental para pintarlos, mantenerlos y rehabilitarlos.

Sistema anti-aves

Dependiendo del lugar y de la concentración de aves, se pueden emplear sistemas anti-aves de redes o eléctricos que emitan pequeñas descargas. También, se pueden utilizar pinchos.

Además, los métodos químicos usados para ahuyentar a las palomas, disminuyen su capacidad visual y afectan su olfato, para evitar que se posen.

El trabajo vertical implica gran diversidad de delicadas operaciones que se realizan a gran altura o en lugares difícilmente accesibles. Por lo que es necesario contar con expertos trabajadores, homologados con las certificaciones oficiales requeridas. Siempre conviene contactar con empresas expertas en este sector. De esta forma se garantiza completamente tanto la seguridad de los especialistas implicados como de las personas o bienes sobre la vía pública.

Existe una gran variedad de tejas que se adaptan a multitud de preferencias estéticas, climas o requerimientos funcionales. Por ejemplo, la teja árabe resulta ideal para tejados inclinados con la función principal de escurrir el agua de lluvia.

Normalmente, necesitarás 27 piezas para cubrir un metro cuadrado con un solapamiento del 20 % de la longitud de las unidades. El modelo tradicional de teja árabe presenta un peso aproximado de 2 kg, disponiéndose las piezas amorteradas y fijas al tejado.

Otros tipos comunes de tejas

Al margen de la teja árabe tan característica de la arquitectura española regional, existen muchos otros tipos de tejas distintas de variada funcionalidad.

Por ejemplo, puedes recurrir a las tejas de asfalto, que resultan muy resistentes y económicas. En general, están constituidas por materiales de refuerzo como la fibra de vidrio y otros materiales orgánicos, que se impregnan en asfalto para generar una película impermeable. Destacamos su versatilidad, pues pueden imitar formatos muy diversos y otros diseños más clásicos de tejas. Resultan ligeras y presentan carácter ignífugo.

Por su parte, las tejas de arcilla pueden ser también muy duraderas, pero no resultan resistentes al impacto. Como sabes, constituyen tejados muy elegantes y su producción es sostenible en términos medioambientales.

Finalmente, te presentamos las tejas de madera, idóneas para tejados con pendientes mayores de 20 grados para desaguar con rapidez. Pueden ser de cedro, acacia, roble o castaño. Se consideran altamente ecológicas, pues no están sometidas a ningún proceso industrial ni tratamiento. De hecho, generalmente, se emplea la madera verde sin secar.

Como ves, cada tipo de teja presenta un rendimiento específico que has de considerar para configurar tu tejado ideal. Desde la antigua teja árabe hasta las tejas de vanguardia con fibra de vidrio, el mercado te demuestra que el futuro de la teja como elemento estructural y estético tiene todavía larga vida en nuestro paisaje.

En ocasiones, una casa sí ha de ser comenzada por el tejado y si se trata de la rehabilitación de tejados de tejas tendremos todavía más razones para proyectar y proteger un hogar empezando por este elemento tan peculiar y que tanto carácter aporta al hogar.

De hecho, resulta innegable la gran personalidad que presenta un tejado de tejas, siendo clave fundamental y protagonista de la integración estética de la casa dentro del paisaje que la rodea.

Y es que, este tipo de tejados es mucho más que una cubierta funcional, puesto que lleva implícita una técnica ancestral y unos materiales tradicionales que han preservado nuestros hogares desde hace siglos.

Razones para apostar por las tejas de alfarería

Sea cual sea la función del inmueble considerado, sanear y reformar su tejado alargará su vida útil, renovando su compromiso con la elegancia y durabilidad.

Las virtudes de una teja de cerámica empiezan por el aislamiento térmico y acústico que proporciona. Son refractarias a la acción del fuego y al mismo tiempo son no heladizas. Por si estas bondades fueran pocas, también hay que alabar el hecho de que incorporan materiales naturales y reciclables, lo que las hace herramientas inmejorables de sostenibilidad y gestión ecológica de recursos.

Técnicas de sujeción en la rehabilitación de tejados

Los métodos de instalación respetan la gran tradición clásica de este componente, potenciándolo con sistemas de aplicación de alta gama que incluyen a profesionales altamente cualificados y materiales de impecable servicio. Destacan las tejas fijadas con adhesivos especiales que simulan el mortero tradicional o los sistemas que incorporan rastreles, indispensables cuando la pendiente es pronunciada.

En definitiva, el tejado de teja es un elemento de gran belleza y calidez y cuya restauración merece la pena potenciar, pues no puede pasar de moda algo que forma parte tan intrínseca de la memoria cultural y de la historia estética de nuestras edificaciones más representativas.

Prevenir los accidentes laborales siguiendo las directrices de la Unión Europea sobre normativas de seguridad es el principal motivo que justifica la instalación de un sistema anticaídas. Desde Teules ofrecemos el diseño, la instalación, la certificacion y el mantenimiento de este tipo de sistemas, puesto que desde 2014 somos instaladores certificados para Cataluña de Innotech, una empresa líder del sector en Europa.

Además de conseguir una mayor seguridad, es importante saber que un sistema anticaídas puede ayudar a ahorrar en el servicio a medio y largo plazo.

Los beneficios de un sistema anticaídas

Las caídas desde grandes alturas es uno de los accidentes laborales que la Unión Europea quiere prevenir a través de nuevas normativas. En caso de un accidente de este tipo, la responsabilidad recae sobre el propietario o el administrador del edificio. Para evitar correr riesgos innecesarios es esencial confiar en una empresa que conozca a la perfección cómo instalar un sistema anticaídas a la hora de trabajar en la cubierta de un edificio. Y en Teules somos expertos en la materia.

(más…)

Con el objetivo de agilizar al máximo su instalación, Teules ha llegado a un acuerdo para ser instalador y distribuidor oficial de Poujolat, una empresa francesa que llega a Cataluña para revolucionar el sector con sus chimeneas ligeras prefabricadas.

Su experimentado sistema garantiza un tejado ligero, limpio, y sin humedades. De hecho, una de las dificultades más habituales a la hora de construir una chimenea de obra tradicional es la integración por diseño con el tejado, que si no está perfectamente resuelto provoca goteras y deja el hogar desprotegido, a corto y largo plazo.
(más…)

La manera de cómo construir los tejados y las características que deben tener ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Antiguamente, por ejemplo, la ventilación no era un elemento que se tuviera en cuenta a la hora de construir un tejado. Desde hace unos años, junto con el aislamiento térmico y la impermeabilización, son tres de las características imprescindibles a la hora de construir un buen tejado.

La ventilación

Que el tejado tenga una ventilación adecuada es un aspecto que se descuida muchas veces, a pesar de que es un factor que determina su longevidad y eficiencia. Una solución para que las cubiertas dispongan de una buena ventilación es el rastrillado de madera y la fijación mecánica, evitando el máximo posible utilizar el mortero.

(más…)

TEULES ha sido la empresa encargada de rehabilitar la cubierta del histórico edificio de la Casa de la Vila de Sant Pere de Ribes. La obra, bajo la dirección de la arquitecta Txell Manresa (MIR Arquitectos), y con la constructora F. Closa Alegret como contratista principal, ha contado con TEULES como empresa especialista en la rehabilitación de tejados y cubiertas.

La primera fase de las obras de rehabilitación de este edificio, que está presupuestada en 1’7 millones de euros, se inició en abril de este 2015. En esta primera parte se planteaba tratar la conservación, saneamiento y refuerzo de la estructura del edificio, la rehabilitación de la planta baja y primera planta y la ampliación de las mismas.

Rehabilitar el tejado por las termitas en las vigas de madera

(más…)